Reseña: Miles Davis. Kind of Blue.

MilesDavisKindofBlue

El Kind of Blue de Miles Davis, es el disco clásico de jazz por excelencia. Es un deleite sonoro, sutil, bello y sobrio. Editado en 1959, este año el disco cumplió 55 años de existencia y permanece vigente, siendo a menudo el disco con que las personas que buscan explorar al jazz se introducen en el género.

Para este disco, Miles Davis, uno de los jazzistas más importantes de la historia, reclutó a músicos de la talla de John Coltrane (otro titán del jazz), el pianista Bill Evans (otro maestro), Paul Chambers y el baterista Jimmy Cobb; un equipo de lujo. El producto de las composiciones de Davis y la interpretación de estos músicos es un álbum de ritmos moderados y melodías sublimes, que coquetea con la tristeza. La música se aleja del frenetismo del Bebop de Charlie Parker y de la exuberancia que John Coltrane mostrara luego en Giant Steps . Si bien el álbum tiene grandes solos, no hay una búsqueda de lo avant-garde sino de la belleza y la armonía.

Una de las mejores pruebas de la búsqueda de un sonido limpio y armónico es “So What” canción que abre el disco y que está inserta en nuestro inconsciente colectivo con su características líneas de bajo.

“Freddie Freeloader” es una canción algo más juguetona, donde destacan el piano de Evans y unos bellos solos de trompeta de Miles Davis. “Blue in Green” es una hermosa y triste balada que llama a ser escuchada a solas en una fría noche lluviosa junto a un vaso de whiskey. “All Blues” si bien es una excelente canción, podría ser la menos clásica del álbum. Su introducción está a cargo de unas extrañas notas de piano que luego abren paso a una melodía delicada donde se introduce una trompeta protagonista, la que posteriormente cede su turno al saxofón de Coltrane. Por último, el disco finaliza con “Flamenco Sketches” que es otra balada hermosa, delicada, sutil con escalas y solos que dan clases de jazz y demuestran como la buena música no necesita de despliegues de exuberancia.

Hay algo muy curioso en Kind of Blue, y es que a pesar de ser un disco al que se podría calificar de “perfecto”, Miles Davis solamente les explicó brevemente a sus músicos cuáles eran las escalas de las canciones y las melodías. Incluso, les pidió que ensayaran lo menos posible. De lo anterior se deduce que la mayor parte de su encanto está en la calidad de las composiciones y el oficio de los músicos.

Un disco clásico que sirve como acompañamiento a la lectura o que sirve de telón de fondo para días silenciosos o conversaciones profundas. Una verdadera belleza.

 

Acerca de Rodrigo Malandre

Rodrigo Malandre es chileno, MBA en la Universidad de Cranfield, Inglaterra, y consultor internacional de empresas con foco en temáticas de negociación comercial. En su tiempo libre viaja, lee y escucha música en forma obsesiva

Sunset Images: Reseña de disco

Sunset Images

Sunset Images

Ars Magna me atrevería a nombrarla, pidiendo prestado a Girolamo Cardano el título de su obra pero pasando esta vez de la ciencia algebraica al maravilloso arte de la música; sexto escalón del quadrivium sólo por debajo del conocimiento celestial. Continue reading

Acerca de Marco Antonio López Sánchez

Arquitecto por la Universidad Iberoamericana, Santa Fé. Colabora también como diseñador industrial y es investigador independiente en las ramas filosóficas de la hermenéutica y la fenomenología de la religión, así como en arte y filosofía medieval y renacentista.